• Ingredientes
  • 175gr harina
  • 25gr harina de arroz, de maíz o de sémola
  • 75gr azúcar en polvo o azúcar glas
  • 1 pellizco de sal
  • 175gr mantequilla fría, cortada en trozos

Últimamente no paro: Navidad, pasteles para preparar, regalos, fiestas… pero quería comenzar el año con una receta muy fácil para hacer con los peques así que ayer por la tarde nos pusimos manos a la obra.

La receta la he sacado de un libro que una compañera de trabajo de mi marido (¡gracias otra vez P.!) nos regaló el año pasado, Le cuisine de Noël avec les enfants. Tenía muchas ganas de probar algunas de sus recetas y la verdad es que aunque se supone que es un libro para Navidad hay muchas que se pueden hacer durante todo el año. La primera que os propongo es el Sablé, una galleta de mantequilla de origen francés que me recuerda mucho al shortbread inglés. ¡Y es que todo lo que tenga mantequilla en esta casa nos pirra!

Para preparar la galleta hay que poner en un bol la harina, la harina de maíz (o de arroz o de semolina), el azúcar pulverizada (o azúcar glas) y la sal en un bol. A continuación mezclar bien con las manos.

Añadir la mantequilla fría y cortada a dados. Mezclar con las manos hasta conseguir que todos los ingredientes se integren bien y como resultado obtengamos una masa de galletas.

Extender la masa sobre un molde redondo, para darle la forma tradicional, o el que se prefiera.

Se puede decorar la galleta “gigante” con un tenedor o con cortadores marcando dibujos… ¡dejar que corra la creatividad!

Hay que meter la galleta 30 minutos en la nevera para que la masa se ponga dura. Además ayuda a que cuando se ponga en el horno no se pierdan las decoraciones que se han hecho.

Ya solo queda espolvorearla por encima con un poco de azúcar y meter en el horno a 150ºC durante 45 minutos o hasta que esté dorada. Si se quiere se puede cortar en porciones nada más sacarla del horno para que después sea más fácil servirla.

¡Os aseguro que la nuestra no duró más de media hora en la mesa y a las niñas les encantó prepararla y zampársela!

Y ya por último solo me queda desear a todos un FELIZ 2013… y sobretodo que se cumplan todos vuestros deseos y que sigáis persiguiendo vuestros sueños. ¡Gracias por leernos y por compartir tantas cosas con nosotras!