Últimamente en casa nos preocupa mucho cuidar de nuestro entorno y de nuestro planeta aportando nuestro pequeño grano de arena.

No sé vosotros, pero en casa gastamos muchísimo papel de cocina a la hora de la comida, para limpiar las gotitas que caen al suelo, para secar cualquier cosa, etc. Muchas veces hemos utilizado durante temporadas servilletas de tela, pero siempre acabamos volviendo a las servilletas de papel.

Así que aprovechando las Navidades Papa Noel les trajo a las niñas unos colores para pintar sobre tela. Tan solo hay que planchar el dibujo una vez seco y voilà, ¡ya tenemos unas servilletas personalizadas para usar durante las comidas!