• Cupcakes:
  • 225 gr harina
  • 1 1/4 cucharadita levadura
  • 1/4 cucharadita bicarbonato
  • 2 plátanos maduros
  • 115 gr mantequilla o margarina blandita
  • 115 gr azúcar
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de crema agria (*)
  • 55 gr nueces
  • Topping:
  • 115 gr mantequilla blandita
  • 115 gr azúcar glass
  • 25 gr nueces a trocitos pequeños

¡¡Como ya comenté en una entrada anterior el libro Cupcakes de Susanna Tee no me ha dejado en la estacada ni una sola vez!! Hemos vuelto a probar otra de sus recetas y ha sido todo un éxito. Esta vez se trataba de hacer unos cupcakes de plátano. A José Luis le pirra todo lo que tenga sabor a plátano, ¡así que la reina de la casa y sus princesas se han puesto manos a la obra!

La receta original es con nueces pacanas, y aunque tengo las quiero reservar para hacerle a José Luis un Pecan Pie (receta yaya Rosana) que le encanta. Así que las sustituí por nueces y la receta sigue saliendo la mar de rica. Allá vamos…

Poner el horno a calentar a 190º.

Tamizar en un bol la harina, la levadura y el bicarbonato.

En otro bol batir la mantequilla, el azúcar y la vainilla hasta que le mezcla quede suave.

Añadir los dos huevos de uno en uno, y batir bien después de poner cada huevo para que quede bien mezclada la masa.

Ahora añadiremos los plátanos y la crema agria, batimos.

Usando una espátula y no la batidora eléctrica, echar la mezcla de harina mezclarlo poco a poco.

No sé si alguna vez os habéis preguntado por qué en muchas recetas te dice que mezcles la harina con una espátula y poco a poco. ¡Pues yo sí! Resulta que cuando añadimos la harina a una mezcla, cada vez que removemos la harina va soltando gluten, y cuanto más gluten suelta (es decir, cuanto más la removemos) hace que suba menos lo que vayamos a meter luego al horno. Curioso, ¡eh!

Ya tenemos la mezcla preparada y la podemos poner en los moldes y meter al horno durante 20 minutos. Cuando saquemos los cupcakes del horno los ponemos en una rejilla para que se enfríen.

Mientras se enfrían podemos hacer la cobertura.

Para hacer el topping poner en un bol la mantequilla y batirla hasta que quede suave. Añadir el azúcar glass y mezclarlo muy bien hasta que quede la consistencia deseada.

Nosotras metimos la mezcla en una manga pastelera y con una boquilla con forma de estrella la pusimos encima de los cupcakes para que nos quedara bonito :) Y para rematarlos las niñas pusieron trocitos de nueces por encima.

Las cantidades de ingredientes indicadas para la cobertura dan para cubrir unos 15 cupcakes pero en cierto modo tampoco va mal si no le pones coberturas a todas, por si a alguien no le gusta o no le apetece probarla.