Una amiga nuestra le preguntó ayer a José Luis si podía hacer una pastel express para su sobrina que cumplía 7 añitos. Podía hacerlo como quisiera, su única petición era que fuera rosa y con muchos corazones, ya que a su sobrina le encanta todo lo relacionado con las princesas.

José Luis y yo pensamos un poco en cómo hacerlo y este fue el resultado:

Es un pastel genovés al que le puse esencia de fresa, y como se lo iban a comer los sobrinos de mi amiga lo rellené con ganache de chocolate y mermelada de fresa. A la cobertura fondant también le puse un poco de esencia de fresa para que estuviera más rica.

Lo mejor de todo ha sido cuando han venido a buscar el pastel y les ha encantado. La verdad es que te quedas súper feliz de que el trabajo haya valido la pena.