• 250 gr de patata ya cocida y pelada
  • 500 gr de almendra molida
  • 500 gr de azúcar
  • 1 huevo para la masa
  • 1 huevo para pintar los panellets por encima

Recuerdo la primera vez que intenté hacer panellets con las niñas hace un par de años, ¡lo recuerdo tan bien porque fue un verdadero desastre! Tenía la masa preparada y todos los ingredientes en boles pequeñitos listos para ser usados: ralladura de limón, coco rallado, cacao en polvo, piñones… ¿y qué fue lo que hicieron Anna y Abril? Pues simplemente lo tiraron todo por el suelo. Recuerdo que fue muy frustrante para mí y me di cuenta de que ellas todavía no estaban preparadas para una actividad así. Eso sí, se lo pasaron pipa experimentando con las diferentes texturas.

El año pasado lo intenté de nuevo y fue todo un éxito, nos salieron muy bien. Y el lunes por la tarde volvimos a repetir. Los panellets son típicos en Cataluña en esta época del año y la verdad es que están riquísimos. En la panadería son un poco caros, así que nosotros siempre los hacemos en casa y os puedo asegurar que salen riquísimos y muy bien de precio.

Son muy fáciles de preparar, basta con seguir estas sencillas indicaciones.

Hervir 250 gr de patatas ya peladas con un poco de sal. Cuando están bien blanditas sacarlas de la olla, escurrir el agua y machacarlas para que quede un puré bien liso. Dejar que se enfríe el puré.

Cuando el puré de patatas ya está frío, añadir en el mismo bol el resto de ingredientes (ver receta arriba a la derecha) y mezclar todo bien hasta formar una masa.

A continuación se cogen porciones de masa para hacer los panellets de distintos sabores a partir de los ingredientes que se le añade.

Una vez hecho esto se ponen en el horno a 180º durante 10-15 minutos.

Estos son los sabores más típicos:

  • De piñones: Se hacen bolitas y se pasan por clara de huevo batida. Después se cubren con los piñones y se pintan con la yema del huevo. Para que los piñones se enganchen bien es mejor si tenemos las manos húmedas.
  • Almendra tostada: Se hacen bolitas aplanadas y en el medio se pone una almendra tostada a modo de adorno.
  • Coco: Se mezcla la masa a partes iguales de coco rallado. A los panellets de coco se les da forma de pirámide.
  • Membrillo: Cortar un trocito pequeño de membrillo y colocarlo dentro del panellet.
  • Cereza: Se hacen bolitas aplanadas y en el medio se pone una cereza a modo de adorno.
  • Limón: Se mezcla la masa con la piel rallada de un limón y se hacen bolitas. Después se puede rebozar con azúcar o con huevo batido.

Nosotras hemos hecho un experimento… panellets de mango y coco. Si os gusta el mango os encantarán porque tienen un sabor riquísimo. Para hacerlos mezclamos parte de la masa con mango rallado, pero quedaba una textura demasiado blanda, así que le añadimos coco para que le diera consistencia y ¡quedaron perfectos!

El año pasado también hicimos panellets de capuchino. Los hicimos añadiéndole un poco de capuchino en polvo disuelto en agua a la masa (muy poca agua para que no se nos ablande la masa). También podemos hacerlos de chocolate, añadiéndole cacao sin azúcar directamente al trozo de masa que vayamos a utilizar.

Como podéis ver, hay varias maneras de preparar los panellets y recetas. Por ejemplo, en lugar de patata se puede hacer con boniato, ¡que lo pienso probar en la segunda tandada de panellets que hagamos este fin de semana! Otros prefieren no utilizar patata, sino simplemente almendra rallada, azúcar y huevo. Vamos que para gustos, colores.

También hay quien prefiere dejar reposar la masa de un día para otro. Nosotras nunca lo hemos hecho, básicamente por falta de tiempo, y de todos modos salen riquísimos. Otro truco que a nosotras nos va bien es añadir un poco de almendra rallada extra si vemos que la masa nos queda demasiado “blanda”, ¡seguirán estando riquísimos! Lo que nunca nos ha pasado es que la masa nos quede demasiado seca, pero si pasa esto se arregla añadiendo un poco de agua u otro huevo.

Como podéis ver en la última foto todos nuestros panellets son redondos, quizás el año que viene haya alguno con forma de pirámide :) Los que veis con las decoraciones de colorines por encima son de azúcar de arce (de la misma familia que el sirope de arce) que una amiga nos regaló y también quedan riquísimos…

En definitiva los panellets para quienes no los conozcáis o quienes no se hayan atrevido a prepararlos son extremadamente sencillos de preparar junto a nuestros hijos o más pequeños ¡y durante unos días tenemos algo especial para tomar tras el postre!