• Ingredientes:
  • 1 yogurt de plátano o natural
  • 1 medida de aceite de girasol
  • 2 huevos L
  • 3 medidas de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 2 medidas de azúcar
  • 1 plátano maduro machado
  • Nueces al gusto

Por si alguien no se ha dado cuenta ya… ¡los plátanos corren que vuelan! A JL y a las niñas les chiflan los plátanos y cualquier receta que tenga como ingrediente los plátanos es un éxito seguro en casa.

La receta que os pongo hoy es facilísima, riquísima y rapidísima de hacer con los peques de la casa aunque eso sí, tarda un poquito a la hora de hacerse en el horno. Nosotras la hicimos con la KitchenAid, porque a las niñas y a la madre les encanta utilizarla :) pero también se puede hacer tranquilamente echando todo en un bol y mezclando a mano.

Esta receta me la pasó mi suegra, que es inglesa. Lo cierto es que nunca le he preguntado por el origen de la receta, si es española o de su tierra, aunque yo creo que es una mezcla de los dos países. Como ya os he dicho antes este pastel es un éxito asegurado, e incluso está todavía más bueno de un día para otro. Hay un montón de recetas diferentes para hacer este pastel. Personalmente he probado dos más, ¡y que me quedo con ésta!

Mirar que fácil es de preparar… ¡y atención, el envase del yogurt sirve como medida para el resto de ingredientes!

Poner el horno a precalentar a 200º.

En un bol echar el yogurt, 1 medida de aceite y los huevos. Se mezcla todo bien.

Añadir las 3 medidas de harina de una en una, mezclando la masa muy bien entre cada una. Ahora se añade el sobre de levadura y se mezcla muy bien.

Añadir las 2 medidas de azúcar y volver a mezclar bien.

Añadir el plátano machacado, nueces al gusto ¡y ya está!

El horneado es en dos fases. Primero se mete el pastel 20-25 minutos a 200º y después se baja el horno a 150º y se deja otros 20-25 minutos, o hasta que el pastel esté listo.

Para este pastel utilizo un molde rectangular de metal. No me preguntéis por qué pero en el de silicona el pastel nunca se me acaba de hacer bien por dentro.