• 1 naranja
  • 1 limón
  • 1/4 cup de vodka
  • 1/4 cup de agua

Aunque afortunadamente cada vez podemos comprar más y más cosas en España, me encantan muchos productos que solo puedes comprar en Inglaterra o Estados Unidos. Hace muchos años que siempre que un amigo o familiar va a Estados Unidos o viene le pido que me traiga esencia de vainilla. ¡¡Tengo tanta que dudo que necesite comprar hasta que no pasen unos años!!

También me encanta la esencia de limón y de naranja para los pasteles, tan solo echando un poquito le da un toque buenísimo. Así que me puse a buscar por internet con esa palabra que tanto me gusta: “homemade”, es decir, hecho en casa. La mayoría de las búsquedas las hago en inglés porque encuentras muchísima más información.

Así que googleé “homemade lemon essence” y ahí estaba la manera de hacerlo. Encontré dos maneras y hemos probado ambas.

Las esencias son sabores concentrados que provienen de un alimento que se diluye en alcohol. Así que esto lo explica todo: es neceario meter en alcohol la ralladura de un limón o una naranja.

En primer lugar rallamos la piel de una naranja y metemos las tiritas en un bote.

Abril me dijo que lo hiciera yo porque ella no atinaba, la pobre se creía que esto iba a ser tan fácil como cuando ralla el parmesano por encima de los macarrones.

Añadimos 1/4 cup(*) de vodka y 1/4 cup de agua.

A nosotras nos quedó así:

En el segundo intento no había agua de por medio, tan solo la piel del limón (porque solo lo hicimos de limón) y el vodka.

Esta vez en lugar de rallar la piel lo que hicimos fue pelar el limón con el pelador, teniendo cuidado de no llevarnos nada de lo blanco porque sino amargará la esencia.

Pusimos la ralladura cortada a pedacitos en un bote y añadimos 1/2 cup de vodka.

La verdad es que tiene buena pinta. ¡¡Ya os diremos que tal sabe y si es comestible!!!!!

Por cierto, algunas cosas que hay que tener en cuenta sobre las esencias y que sirven para los dos tipos:

  • Según lo que he leído, las esencias están listas para usar al cabo de una semana de su preparación.
  • Conviene mover el bote cada día para que se mezcle todo bien.
  • Guardar en un lugar oscuro y si puede ser que el bote sea también oscuro. Yo los he metido en un armario de la cocina que no abro mucho.
  • Al cabo de la semana pasarlo por un colador para quitar todos los restos de pieles y quedarnos solo con el líquido.

Si este experimento me sale bien voy a probar de hacer de lima y también de cítricos, es decir, una mezcla de naranja y limón.

(*) Los cups son las medidas que utilizan tanto los norteamericanos y los ingleses en sus recetas. Para que os hagáis una idea 1 cup es un recipiente donde cabe 250ml. de líquido, así que para que sea 1/2 cup nos serviría la medida de un yogurt que suelen ser de 125ml. Otro día pondré fotos de mis cups porque tengo colección :)

[Actualización 28 de octubre de 2011]

Después de haber pasado unos meses, os puedo decir que prefiero la esencia hecha solo con vodka ya que tiene muchísimo más aroma que la que está hecha con agua y vodka.