• Ingredientes:
  • 125 gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr azúcar
  • 4-6 gotas de extracto de almendra
  • 4 huevos
  • 150 gr harina con levadura
  • 175 gr almendra en polvo

Si, ya lo sé, no he puesto ninguna felicitación de navidad, pero ha sido simplemente por falta de tiempo y por falta de foto! Hemos intentado en tres ocasiones hacer la-foto-mona-para-la-postal-de-navidad, pero no ha habido manera, la #1 y la #2 muy colaboradoras, pero con la #3 no había manera. ¡Así que decidimos que este año la postal será para desear un feliz año nuevo! Eso sí, que los cupcakes no faltaran, y como no podía ser de otra manera, de temática navideña y además muy resultones.

Era la primera vez que hacía cupcakes de Navidad, y para mí son de Navidad porque llevan almendra en polvo al igual que tantos otros postres que se comen por estas fechas como el mazapán o el turrón. La receta la saqué de mi libro mágico de Susanna Tee, y, como hasta ahora, la receta no me ha fallado, ¡están riquísimos!

Para prepararlos:

Precalentar el horno a 180ºC y preparar los moldes para los cupcakes.

Poner la mantequilla, el azúcar y el extracto de almendra en un bol (si no tenéis extracto de almendra, no pasa nada si no se lo echáis). Batirlo todo muy bien con el robot de cocina o con las varillas eléctricas hasta que los ingredientes estén bien integrados.

Añadir los huevos uno a uno de manera que queden bien mezclados.

Añadir la harina y mezclar con una espátula a mano pero antes de que mezclado del todo, añadir la almendra en polvo y acabar de mezclarlo todo junto con la espátula.

Con esto ya está preparada la masa para los cupcakes, así que con mucho cuidado echamos la masa poco a poco en los moldes de papel o silicona. Recordad que si echamos la masa en moldes de papel es mejor que los pongamos dentro de otro molde de metal o de silicona para que al hornearlos no se espachurre toda la masa.

Una vez listos meter los cupcakes unos 20 minutos. ¡Para asegurarse de que están bien hechos va genial el truco de pincharlos con un palillo de madera!

Una vez que los cupcakes estén fríos es el momento de poner la cobertura. Nosotras hicimos este buttercream de vainilla de Joy of Baking.

Los ingredientes para cubrir unos 12 cupcakes son:

2 cups (230 gr) azúcar glass tamizada
1/2 cup (113 gr) mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1 teaspoon extracto de vainilla
2 tablespoons leche o nata
Colorante comestible al gusto

En el robot de cocina o con la batidora eléctrica batir la mantequilla hasta que quede suave. Añadir el extracto de vanilla y el azúcar poco a poco y batir a velocidad baja. Si se va quedando un poco pastoso y difícil de mezclar añadir la leche o la nata. Una vez que está todo bien mezclado poner la máquina a velocidad alta y batir unos 3 minutos. Entonces ya tendremos el buttercream listo. Si el buttercream se queda demasiado líquido se le puede añadir un poco de azúcar y si queda demasiado denso se le puede añadir un poco de leche.

Ya tan solo hay que añadir el colorante que se quiera utilizar. Un truquillo para esto es dividir el buttercream en bols e ir añadiendo a cada bol el color que se desea y mezclar. Después pasar a la manga pastelera ¡y decorar según la imaginación y la creatividad de cada uno!

La verdad es que me lo pasé en grande haciéndolos y también dejando a las niñas que diseñaran los suyos propios… os dejo intentar encontrar cuáles son :)