• 150gr. nubes
  • 100gr. caramelos
  • 450ml. leche
  • 300ml. nata para montar

Pues esta vez no fueron las niñas las que me ayudaron con la receta, no señores, fue José Luis, ¡capaz de matar por un buen helado!

Hace unos días reservé en la biblioteca de mi pueblo El libro de los helados y sorbetes, de Vicki Smallwood. El año pasado ya había cogido el libro, pero como fue casi al final del verano no me dio tiempo a hacer ninguna receta. ¡Así que como ya tenía fichado al libro este año me he dado prisa en hacerme con él!

José Luis le ha dado de puntuación al helado un 8’5-9 sobre 10, ¡así que ha valido la pena probarlo!

Ponemos todos los ingredientes en una olla y la ponemos a fuego medio.

No dejamos de remover y cuando esté todo bien mezclado y derretido lo retiramos del fuego. La cosa va rapidita.

Nos quedará algo así:

Como teníamos tantas ganas de probarlo lo sacamos de la olla para que se nos enfriara antes y lo pusimos en un bol de cocina.

Así que cuando estuvo completamente frío lo pusimos en la heladera. Es una Philips HR 2302/A (el modelo equivalente actual es la Philips HR 2304), una máquina algo “vintage” ya que ¡como mínimo tiene 10 años! Resulta que hace no sé cuántos años a mi padre se la regaló alguien que ni siquiera la había utilizado, y mi madre hizo exactamente lo mismo que el anterior dueño, la guardó en un armario sin utilizarla. Pero cuando José Luis y yo nos casamos (hace ya 9 años), no recuerdo cómo nos topamos con la máquina y muy sutilmente nos la llevamos para casa. Pero con una cosa y con la otra nunca hicimos helados, y la máquina sobrevivió a nuestras 8 mudanzas y nunca se la dimos a nadie, ¡ya que aunque nunca lo conseguíamos seguíamos con la idea de hacer helado casero!

La máquina por fin fue estrenada el verano pasado en un par de ocasiones y la verdad es que va de maravilla. Vamos que no necesitamos una máquina donde ya te salga el helado hasta empaquetado, así que si no tenéis máquina y os animáis a comprar una os la recomiendo sencillita.

Cada máquina funciona de una manera diferente, en esta tan solo tienes que meter el preparado de helado y después de unos 30 minutos aproximadamente está listo para que lo metas en el congelador.

José Luis y yo hemos llegado a la conclusión de que lo mejor es utilizar túpers pequeños y hacer como raciones individuales, así después tan solo te coges tu porción, esperas un poquito a que se descongele y a engordar!!!!!