• Ingredientes
  • 210gr harina con levadura
  • 25g maicena
  • 225gr azúcar
  • 1 cucharadita levadura
  • 225gr mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 4 huevos grandes
  • 225gr fresas limpias y cortadas a trocitos
  • 1 cucharadita esencia de vainilla
  • Para rellenarlo
  • Buttercream de vainilla
  • 3 ó 4 cucharadas de mermelada de fresas

Vaya semanita más movida que hemos tenido en casa, ni siquiera he tenido tiempo de colgar la entrada que tendo a medias de la semana pasada. Uno de los motivos de tanto movimiento fue el cumpleaños de Lea, nuestra #3. ¡No me puedo creer lo rápido que pasa el tiempo y que ya tenga 2 años!

Como el cumple fue entre semana ese día lo celebramos solo nosotros y el sábado tuvimos lo que yo llamo el catering, es decir, la súper fiesta de cumpleaños con sus amigos. Aunque la #3 sea tan pequeña ya tiene afición por Hello Kitty y Minnie, así que el pastel estaba cantado… se lo tenía que hacer de uno de estos personajes, y en esta ocasión la afortunada fue Minnie. Como os podréis imaginar el pastel le encantó, no solo a ella sino a todos los niños. Tuvimos tanda de soplar las velas, cada vez teníamos que cantar cumpleaños feliz y soplar… ¡creo que fueron unas 6 veces!

A los niños les encantó la decoración del pastel ¿pero sabéis qué les encantó a los padres? Pues sí, lo que había debajo de la capa de fondant, es decir… el pastel de fresas. :)

El pastel es facilísimo de hacer y está muy, muy rico. La receta es del libro The Primrose Bakery Book, que me trajo Papa Noel estas Navidades :)

Para hacer el pastel de fresas:

Pre-calentar el horno a 180ºC.

Tamizar la harina, la maicena, el azúcar y la levadura en un bol y mezclarlo todo.

Añadir la mantequilla,  los huevos, las fresas y la esencia de vainilla. Mezclar con las varillas eléctricas o con el robot de cocina hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

Se puede echar la masa en dos moldes pequeños para que cuando esté horneado no haga falta partir el pastel por la mitad para rellenarlo.

Preparar los moldes untándolos con mantequilla y luego enharinando para que no se pegue la masa.

Meterlos en el horno durante 25 minutos o hasta que estén hechos. Para saberlo insertar un palillo en el bizcocho y comprobar si al retirarlo está limpio.

Al retirar los bizcochos del horno dejarlos en el molde durante unos 10 minutos y después sacarlos para que se acaben de enfriar del todo.

Mientras se enfrían los bizcochos podemos preparar el relleno y la cobertura, un buttercream de vainilla. Yo hice la receta que viene en el libro y me pareció demasiado dulce, pero os la pongo para quien quiera probarla. De todas maneras creo que la próxima vez que haga el pastel utilizaré la receta de siempre ya que utiliza la mitad de azúcar y me parece mucho mejor para poder trabajar con ella, está disponible aquí.

Buttercream de vainilla:

115gr mantequilla, a temperatura ambiente

60ml leche

1 cucharadita de esencia de vainilla

500gr de azúcar glass tamizada

Mezclar la mantequilla, la leche, el extracto de vainilla y la mitad del azúcar glass con las varillas eléctricas hasta que quede una mezcla homogénea.

Añadir el resto del azúcar poco a poco hasta que nos quede una mezcla cremosa para que la podamos untar en el pastel. Si queda demasiado densa añadir un poquito más de leche.

Y ya casi estamos, !tan solo nos queda montar el pastel! Poner sobre el plato en el que se vaya a servir el pastel el primer bizcocho y untarlo con la mermelada de fresa para que el pastel esté más sabroso. Untar encima de la mermelada con el buttercream de vainilla preparado, aunque para mí es más fácil ponerlo sobre el otro pastel y después hacer como un bocadillo con los dos pasteles dejando el relleno en medio. Por último, cubrir el pastel con el buttercream y opcionalmente podéis poner unas fresas por encima como decoración.

Por cierto, en el libro tiñen el buttercream con colorante rosa para que quede más bonito. :)