• 100gr. de mantequilla
  • 1 cebolla cortada a trocitos pequeños
  • 1 ajo también a trocitos
  • Sal, pimienta y perejil al gusto
  • 1 pastilla de caldo (de pollo o de carne dependiendo de qué las hagas)
  • Restos de pollo (del caldo o a l'ast), jamón serrano, atún...
  • Dos huevos duros
  • 11 cucharadas bien llenas de harina
  • Un buen chorro de leche o la que te pida la masa

Desde pequeña me han encantado las croquetas caseras que hace mi madre. Por falta de tiempo y porque ella se pone y te las hace en un plis-plas, ¡nunca le había preguntado cómo hacerlas!

Llevaba tiempo con el gusanillo de hacer croquetas de jamón serrano así que le pedí a mi madre que me las hiciera. Eso sí, cogí la libreta y el boli y fui apuntando lo que ella me decía. Pobrecilla, la tenía un poco mareada pidiéndole gramos y medidas cuando ella lo hace todo a ojo. :)

Preparación

Poner en una sartén la mantequilla, la cebolla, el ajo, la sal, la pimienta y el perejil. Remover bien para que todo quede mezclado.

Cuando empiece a hervir echar la pastilla de caldo (mi madre solo le echó media porque eran de jamón y no quería que quedaran saladas).

Sofreír todo muy bien a fuego medio.

Añadir el jamón (nosotras le pusimos unos 400gr.) y dos huevos duros troceados. Mezclar muy bien.

Añadir la harina y tostarla bien para que las croquetas luego no tengan sabor a harina. Además, veremos que la harina se chupa todo el líquido que ha soltado el sofrito.

Echar un buen chorro de leche y añadir más si hace falta. Si ves que te has pasado con la leche le puedes echar un poquito de harina.

Removerlo todo bien con la espátula y al final veremos como nos queda la masa bien compacta.

Poner la masa en un plato y taparla bien con un paño de cocina. Una vez que esté fría, coger pedacitos de la masa y darle la forma. Pasarlas por leche y pan rallado. Quizás lo de la leche os parece raro, pero una vez vi a nuestro amigo Pablo empanar con leche en lugar de con huevo y me encantó la idea, desde entonces siempre lo hago así.

¡Ya solo falta freír las croquetas!

Aquí tenéis unas fotos de Abril y Anna ayudando a pasar las croquetas por la leche y por el pan. Se iban intercambiando los platos y así se divertían aún más. Yo les iba dando forma a las croquetas y ellas las pasaban por la leche y el pan. La que estaba encargada de pasarlas por el pan las ponía directamente en el túper para guardarlas en la nevera hasta freírlas.

Y como mi madre es una joya, no me hizo solo las croquetas, ¡¡¡también me hizo una de sus increíbles ensaladillas rusas!!!

Aquí está la foto de la cena que nos quedó…