• Ingredientes panacota
  • 250gr yogurt natural
  • 45gr azúcar
  • 75gr nata semi-montada
  • 2 hojas de gelatina

Hacía tiempo que me apetecía hacer panacota (panna cotta en italiano) pero era algo que iba dejando y dejando, hasta que la semana pasada un amigo cocinero me explicó esta receta y me puse manos a la obra un día que estaba sola con Anna.

Recetas de panacota deben de haber a montones y la original se hace tan solo con nata cocida, que es precisamente lo que significa su nombre traducido del italiano. Pero esta me pareció muy fácil y sencilla de preparar y muy adecuada para crear una versión propia a partir de ella con lo que tengas a mano en la nevera.

Al ser la primera vez que hacía la receta hicimos poca cantidad. Pero para la próxima vez la triplicaremos como mínimo, ya que ha salido riquísima.

En primer lugar, poner a hidratar la gelatina en abundante agua fría. Cuando la gelatina esté lista, cogerla con la mano y escurrirla muy bien para que suelte todo el agua. Coger un cazo y poner a calentar un poquito de la nata, echarle la gelatina y no parar de remover hasta que se deshaga la gelatina (tarda muy poco). El fuego tiene que estar bajito y la nata no tiene que llegar a hervir, ya que si nos pasamos con la temperatura la gelatina perderá todas sus propiedades.

Otra opción es escurrir bien la gelatina y ponerla en un bol para meter en el microondas. Calentar la gelatina con mucho cuidado hasta que se quede líquida. Reservar.

Después mezclar el yogurt con el azúcar y añadir la gelatina (tanto si la hemos hecho con la nata o al microondas).

Por último semi-montar la nata y añadirla a la mezcla de yogurt.

Ya tan solo queda poner la panacota en los moldes o vasos y meterla en la nevera para que cuaje, como mínimo 4 horas.

Ahora viene lo divertido, y es crear nuestra propia versión de panacota. Algunas ideas:

- Sustituir el yogurt por queso fresco o mascarpone.

- Sustituir el yogurt natural por yogurt de sabores como coco, fresa…

- Al yogurt se le puede añadir fruta a trocitos, coco rallado, frutos secos a trocitos.

- Utilizar azúcar moreno en lugar de azúcar blanca.

- También se puede infusionar la nata con cítricos, con frutos secos, con coco, vainilla… De esta manera el sabor de la panacota será menos neutro. Eso sí, después tenemos que poner la nata a enfríar para poder semi-montarla.

Nuestra versión final fue con fresas que teníamos en la nevera y que además es una de nuestras frutas preferidas. También sustituimos el yogurt natural por yogurt de fresas y añadimos trocitos de fresas tanto a la mezcla como luego por encima a la hora de servirla. El resultado: delicioso.