Los que seguís CwG vía Facebook o Twitter a lo mejor ya visteis que el viernes pasado tuve la ocasión de estar en la Exhibición Anual de decoración de pasteles, chocolate y sugarcraft de Squires Kitchen que tuvo lugar durante tres días en Farnham, Inglaterra.

¡La verdad es que desde el momento que una pasa por la puerta de entrada no sabe muy bien hacia dónde dirigirse primero! Pero tenía bastante interés en ver las demostraciones en vivo así que me dirigí hacia la sala donde Alan Dunn iba a mostrar cómo modelar flores con pasta de flores. ¡La verdad es que fue una pasada ver trabajar a alguien que lleva modelando nada más y nada menos desde los 14 años!

Tras el primer taller aproveché el tiempo hasta el siguiente para visitar una de las zonas de stands donde empresas ajenas a Squires Kitchen tenían la oportunidad de mostrar sus productos y venderlos aunque rápidamente comenzaba la demostración de Ceri Griffiths, que es un experto en “royal icing” (glasa) así que me dirigí hacia allí sin dudarlo.

Por último estuve en los talleres de Mark Tilling, experto en chocolate. En el primero mostró cómo temperar chocolate y hacer un huevo de pascua a partir de un molde y en el segundo a cómo pasar transferencias al chocolate temperado. Esta entrada (de un blog inglés) describe lo mismo de lo que nos habló.

Lamentablemente me quedé sin poder ver el taller de Peggy Porschen al solaparse con uno de los otros. Por otro lado no estaba permitido grabar video ni fotografiar en ninguno de los talleres así que solo puedo deciros que ver la agilidad y destreza con la que trabajaban cada uno de estos profesionales era increíble. Creo que valió la pena invertir el tiempo en ello aunque luego me quedó menos para disfrutar del resto de la feria.

Además de los talleres y las diferentes zonas de stands donde también tenían lugar algunas demostraciones como la sección que tenía Eddie Spence MBE, un maestro pastelero con 60 años de experiencia que ha creado incluso pasteles de boda para la familia real británica, una zona de exhibición de pasteles de boda creados por profesionales y otra zona de exhibición de pasteles que habían entrado a concurso.

En definitiva toda una experiencia donde además conocí a Mar de Tarta Chic que también estaba visitando la feria y a Meritxell que es la business manager de Squires Kitchen en España. Eso sí, me faltó tiempo para saborear más cada estancia al margen de las demostraciones. Lo ideal hubiera sido pasar dos días en la feria, uno de ellos dedicado a las demostraciones y otro a recorrer el resto de la exhibición. Eso sí, si alguien quiere ir en el futuro hay que tener en cuenta que las entradas se agotan cada año, ¡es imprescindible comprarlas online por adelantado!