Mi nombre es Mª Ángeles (aunque toda mi familia y amigos me llaman “MA”, tal cual suena) e inicié este blog tras llevar un tiempo siendo una ávida lectora de muchos otros que me precedieron.

Mi pasión por la cocina nació gracias a mi marido. ¡Cuando me casé en el 2002 creo que solo sabía cocinar macarrones, frankfurts y huevos fritos! Pero a partir de entonces comencé a preparar platos para nosotros (con la inestimable ayuda de una Thermomix TM21 que nos regaló mi madre para la boda) y me encontré con que a mi marido le gustaba todo lo que cocinaba, ¡incluso las lentejas quemadas! Eso hizo que cada vez quisiera esmerarme más y probar cosas nuevas. Sabía que siempre tendría a alguien disfrutándolo y agradecido por el esfuerzo que ponía en ello, aún y a pesar de que en ocasiones no todo saliera tan bonito y rico como aparentaba en las fotos de las recetas.

Poco a poco fui aprendiendo y disfrutando de la cocina en general y fue cuando nació Anna, nuestra primera hija, que me di cuenta de que con lo que más disfrutaba era la pastelería. En esos momentos también tuvo mucho que ver el hecho de que crecí con algunas influencias de la repostería anglosajona (vecinos, un largo viaje por el centro-oeste de Estados Unidos cuando acabé el instituto, revistas y libros de cocina que me gustaban ojear) y familia inglesa por parte de mi marido… Con los primeros cumpleaños de Anna comencé mis pinitos como pastelera hasta llegar a tener otras dos hijas y muchas otras celebraciones en las que practicar y mejorar en mi pasión.

A día de hoy, disfruto haciendo pasteles de fondant, cupcakes, galletas y todo tipo de pasteles. Y no lo hago sola, tengo una cocina llena de 3 niñas que son mis mejores ayudantes. Anna, Abril, Lea permiten que me pase horas y horas… cooking with girls.